Rellenos de canelones de verduras

Rellenos de canelones de verduras

Sí, nos encantan los canelones tradicionales de carne o atún, pero este plato tiene muchas más opciones, ¡y muchas de ellas incluso aptas para vegetarianos! Ya sea porque has decidido optar por esta dieta o porque quieres reducir un poco las calorías de tu menú sin renunciar a grandes clásicos, hoy te proponemos diferentes opciones de relleno de canelones de verduras. ¿Cuál te apetece probar? 

Canelones cremosos de espinacas

¡Un clásico infalible dentro de los rellenos de canelones de verduras! Y es que ¿quién puede resistirse a ese contraste tan exquisito de las espinacas con la cremosidad del queso? Además, hemos venido a ayudarte: ¡nada de pasarte horas en la cocina!

Prueba nuestros canelones de espinacas y queso fresco: su pasta fresca al huevo está elaborada con huevos certificados de gallinas criadas en suelo, y su relleno está hecho con mucho mimo para que disfrutes de un sabor como en casa. Estarán listos sin esfuerzo y quedarán tan buenos que enamorarán.

¡Supercremosos! 

Canelones de otoño

¡Aprovechemos los ingredientes de temporada en esta receta! Además de la calabaza (500 g), hortaliza protagonista, apostaremos por las setas (200 g) y las nueces (150 g) como perfectos complementos de nuestro relleno. Tras cortar la calabaza en dados y las setas en tiras, doraremos todo en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Mientras, en una picadora, trituraremos las nueces y las reservaremos en el mismo vaso. Una vez lista la mezcla de la sartén, añadiremos las setas y la calabaza al vaso, triturándolo todo sin dejarlo muy fino, para que el relleno tenga algo de textura. Agregamos sal y pimienta al gusto y probamos. ¡Nuestro relleno ya está listo!  

Montamos los canelones y preparamos una bechamel, que puede ser la tradicional o, si prefieres una opción más ligera, podemos elaborar una bechamel con coliflor (500 g) y cebolla (1/2). ¿Cómo? Muy fácil: parte ambas en trozos y cuece en una olla con 100 ml de caldo de pollo durante 25 minutos. Una vez pasado el tiempo, añadimos leche desnatada (15 ml) –puede ser también leche vegetal–, sal, pimienta y nuez moscada, y trituramos hasta que nos quede una crema fina y cremosa.  

Cubre con la bechamel la base de una fuente de horno, coloca tus canelones de otoño, riégalos con el resto de la crema y espolvorea queso para gratinar en el horno. Espera a que estén dorados y ¡voilà! Tus canelones de verduras están listos para impresionar a todos.  

Canelones de champiñones y boletus

Hablando de otoño, no podíamos dejar de mencionar esta opción veggie tan deliciosa. Sí, nos has pillado: ¡no son canelones de verduras! Pero están tan buenos que se lo perdonamos, ¿verdad? Aprovecha que es época de setas y prepara este rico relleno salteando champiñones (200 g) y boletus (200 g), previamente picados en trozos pequeños, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, y aderezados con sal, pimienta y hierbas aromáticas.

Como no lleva nada más y las setas son un alimento bajo en calorías, este relleno es una opción vegetariana y saludable –además de buenísima, claro–. Y si prefieres que te echemos una mano con la elaboración de esta receta, sorpréndete con nuestros canelones de champiñones y boletus: solo necesitas hornear hasta que estén dorados, ¡y a disfrutar!

Canelones de trigueros

Es una manera diferente de presentar los espárragos trigueros. Para cada canelón, utiliza 4-5 espárragos trigueros. Hazlos a la plancha enteros, y una vez listos crea tu canelón utilizándolos de relleno y pasando la pasta del canelón por el centro, formando un ramillete rodeado por el canelón.

Coloca los canelones en una fuente de horno con base de bechamel, cúbrelos también con esta crema y añade queso por encima para gratinarlos en el horno.

Dóralos y listo, ¡unos canelones de verdura fáciles y rápidos!

Canelones cremosos sin cobertura

Si quieres reducir las calorías todavía más, prueba esta receta para la que no necesitarás bechamel por encima, porque el relleno es muy cremoso. Para el relleno necesitarás puerro (500 g), queso light de untar (350 g) y cebollino al gusto. Corta el puerro en tiras finitas y pocha en la sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Cuando esté listo, agrega el cebollino, remueve para mezclar todo y añade el queso cremoso para darle la consistencia de crema a tu relleno. Agrega sal y pimienta al gusto y pruébalo. Cuando ya tenga ese toque especial, monta los canelones y sírvelos decorados con cebollino recién cortado y un chorrito de aceite de oliva.

Si tú tampoco quieres renunciar a unos buenos canelones, atrévete a probar nuestras opciones de rellenos de canelones de verduras. Y si te ha picado el gusanillo y quieres sacar el chef que llevas dentro, en la sección de recetas de nuestra web encontrarás muchos platos para sorprender a tus comensales. ¡Descúbrelos!