Cómo hacer bechamel para lasañas y canelones

Cómo hacer bechamel para lasañas y canelones

Si quieres descubrir cómo hacer bechamel para lasañas y canelones (o salsa blanca) estás en el lugar indicado. La salsa bechamel es un gran tesoro culinario y nosotros lo sabemos muy bien. Su textura cremosa, su aroma y el sabor envolvente de la mantequilla hacen de esta salsa, un sabor exquisito. 

Seguro que recuerdas las tradicionales lasañas y canelones de tu abuela, con esa deliciosa salsa bechamel irresistible e inconfundible. Aunque sus años de dedicación y su ojo entrenado para seleccionar los mejores ingredientes te lleven una gran ventaja, en este artículo queremos que descubras todos los secretos para preparar una estupenda salsa bechamel para canelones y lasañas. ¡Vamos a ello! 


Lo primero es hacerte con los ingredientes: 1/2 Litro de leche, 50 gr Harina de trigo, 50 gr Mantequilla, 1/4 de cucharadita de nuez moscada, sal y pimienta blanca. 

Cuando los tengas, sigue uno a uno estos pasos para saber cómo hacer bechamel para lasañas y canelones de una forma sencilla. 

1. Derrite la mantequilla a fuego suave en una sartén.  

2. Añade la harina de trigo y remueve hasta formar una pasta o roux. Al remover, se irá tostando y cogerá un color dorado. 

3. En una olla aparte, pon a calentar la leche. 

4. Cuando el roux esté dorado, añádela poco a poco mientras remueves. ¡Cuidado con los grumos! Para evitarlos, utiliza un batidor y no dejes de mezclar suavemente. A medida que vaya cogiendo temperatura, la salsa irá ganando en espesor. Salpimienta a gusto, y condimenta con la nuez moscada molida. 

5. Por último: si los grumos te ganan y quieres hacer una bechamel para lasañas y canelones fluida, recurre a una batidora de mano y luego vuelve a calentarla hasta que espese.  

Preparar una salsa blanca o salsa bechamel para lasañas y canelones no es difícil.

¡Ponte manos a la obra y disfruta de su delicioso sabor! 

 

Otras salsas para lasañas y canelones: deliciosas y sabrosas 

Existen muchas opciones para preparar salsas para tus lasañas y canelones. Te dejamos dos ideas que seguro que te encantan:

No hay duda de que tanto las lasañas como los canelones, son platos exquisitos que se pueden disfrutar en todo momento. Ahora que ya te hemos contado cómo hacer bechamel para lasañas y canelones y otras salsas alternativas, es tu turno: ponte manos a la obra y sorprende a todo el que quieras y, si no tienes mucho tiempo para preparar este plato, no te preocupes.

Nuestras lasañas y canelones son la opción ideal para que ahorres todo el tiempo del mundo, ya que, en apenas unos minutos, podrás disfrutar de un sabor exquisito y tradicional.